Ser proféticos

Ser proféticos

Por el bautismo, iniciamos un nuevo modo de vida: ‘constituidos en el Pueblo de Dios… hechos partícipes de las funciones sacerdotales, proféticas y reales de Cristo’ (LG 31), para continuar la misión y el ministerio de Cristo en el mundo como parte...